¿Cómo barnizar un mueble?

Los muebles hechos de madera natural pueden llegar a ser muy llamativos si se logra resaltar ciertas características que lo vuelven llamativo, una de estas es la beta de la madera, le da un toque de realismo al mueble algo que se puede obtener de un mueble echo de un material sintético. Ese aspecto natural resulta ser muy agradable a la vista y para ello existen diversas maneras de realzar los detalles de la madera para que se vuelva aún más espectacular.



Si bien es verdad que existen barnizadores profesionales que son capaces de aplicar recubrimientos y tintados especiales con una gran calidad, también es cierto que no se necesita ser un profesional para obtener un resultado aceptable, sobre todo si el mueble es para nosotros, que mejor que tener algo fruto de nuestro esfuerzo que además le añade más valor.


Barnizar puede ser tan complicado como nosotros lo decidamos, me explico, es como cuando tomamos una fotografía, podemos solo sacar el teléfono para tomar la foto y ya está o mejor aún, podemos cambiar el fondo, locación, utilizar una cámara profesional y luego trabajar sobre la composición de la imagen. Pues en este caso es lo mismo, a mayor calidad mayor será el proceso que se requerirá para alcanzarla, así que yo recomiendo ser poco estricto con el barnizado de nuestro mueble, ojo, que tampoco quiero decir que podría quedar como manualidad de escuela primaria.


Existen muchas variedades de barniz: barniz para interiores, exteriores, marino (si tienes un bote), entintados, etc. Explicar todos y cada uno de ellos haría que esta entrada del blog fuera muy larga así que les ahorraré tiempo y me enfocaré un material con el que podremos barnizar nuestros muebles y que además es muy fácil de aplicar, no necesita herramientas sofisticadas ni tampoco ser un artista para aplicar el material. El material del que estoy hablando se llama Laca de Nitrocelulosa, se puede decir que este es el barniz de batalla, el de siempre, el que todos los barnizadores saben utilizan porque es muy común. Cabe mencionar que no es el mejor pero tampoco quiere decir que sea malo, es bueno y lo que lo vuelve diferente a otros es la resistencia, acabado, etc.


Entonces, ¿cómo funciona?, se trata de un material que se puede rebajar con un diluyente, se rebaja dependiendo de cómo lo desees aplicar ya sea con brocha o pistola (de vaso o de gravedad), son muchos factores que considerar para este paso, pero tranquilo, yo te recomendaré utilizar un sellador que ya viene listo para usarse y que hasta un niño puede aplicar, solo tienes que conseguir la presentación que viene en una lata de aerosol y así no tendrás que preocuparte por las proporciones del barniz y diluyente, ¿ves qué fácil es obtener y preparar el material?


Para continuar explicando al detalle creo que es conveniente mostrar con un ejemplo, así que aprovechando la situación de salud que hay en estos momentos me di a la tarea de mejorar un poco mi espacio de trabajo construyendo una repisa de madera para mi escritorio y que luego barnicé.


Antes de barnizar hay que pulir, en este caso estoy utilizando madera de pino, pero en la maderería donde la conseguí me la entregaron aún con las marcas del cepillo (máquina que remueve material de la madera para dejar las caras planas) pero se ven aún los surcos que dejaron las navajas de la máquina. Para dejar con un aspecto más suave al mueble se debe pulir o lijar antes de barnizar. Con una lija de grano 80 o 100 es suficiente, yo utilicé una del grano 80 por que tenía algo de prisa, sé que queda muy rallada la madera, pero rellenaré los surcos que deje la lija con el barniz que aplicaré después. Aquí puedes lijar con mucha fuerza si lo deseas.



Luego de que tengamos nuestro mueble armado y pulido procederemos a aplicar el barniz con nuestra lata de barniz en aerosol, la idea es la siguiente: aplicar varias manos realizando el mismo procedimiento por lo menos 3 veces y luego una última mano para dar el acabado.

Una mano aplicación de material consiste en 2 cosas: aplicar barniz a la madera y luego pulir.

Primero, rosearemos barniz en aerosol en la madera, se notará porque parecerá que estamos humedeciendo la madera, no te preocupes si no se ve brilloso en esta mano, recuerda que tenemos que rellenar los surcos que creo la lija del 80 que usamos antes. Para pulir deberás utilizar una lija de grano más fino, yo recomiendo utilizar una del 220 o 240 para pulir cada mano de barniz. Recuerda que aquí no hay que aplicar fuerza en lo absoluto, con delicadeza desliza la lija con la intención de remover pequeños puntos de barniz, si pasas la mano entenderás a qué me refiero, suavemente remueve los grumos hasta que se vuelva a sentir suave al tacto, unas 3 o 4 pasadas de la lija deberían ser suficientes. Cuidado, si lo haces muy fuerte removerás el poco barniz que aplicaste y no habrá servido.

Luego de aplicar 3 o cuatro manos estaremos listos para aplicar la última capa, aquí ya no debería de haber tantas imperfecciones en la superficie de la madera por lo que si aplicas una nueva capa de barniz este debería de quedar muy liso y además ya debería de notarse un brillo luego de pulir por última vez. Procede con la última mano aplicando una cantidad generosa de barniz, pero cuidado de no poner demasiado por que se podría chorrear y tendrías que volver a pulir, pero no queremos volver a pulir, así que con cuidado aplica el material de una sola vez.




Este es el resultado final que obtuve yo, sé que puede mejorar, pero para haberlo echo yo, creo que está bien. Ahora que está barnizado podré limpiarlo con un trapo húmedo sin problemas y además luce bien en mi escritorio.

Espero que te este post te haya servido para tu proyecto de fin de semana, creo que este día fue largo, pero valió la pena, ahora a pensar en el siguiente proyecto.

3 views0 comments

Recent Posts

See All