¿Cómo comprar Madera?

La tarea de comprar madera es sencilla si se sabe cuáles son las características que se usan en la industria de la madera para comprar y vender. Familiarizarse con estos puntos clave hace que la compra sea más sencilla pues al hablar el mismo idioma facilitará que consigamos exactamente lo que necesitamos. Además, al comprender más sobre el como se mide este material también ayudará a que se consigan mejores dimensiones de un proyecto y que además el material sea aprovechado al máximo.


Al menos en México la madera suele comercializarse considerando típicamente 2 aspectos clave, en algunos casos pueden haber aspectos adicionales, pero los principales son el volumen de la madera y la calidad de la pieza.


La madera se vende a nivel internacional por lo que no es raro ver que se sigan los estándares más antiguos de cuando se comenzó a comercializar este producto, un ejemplo de esto es que se utiliza el sistema de unidades Inglés para las mediciones de este producto, siendo el Pie Cúbico la unidad de medida empleada.



Dimensiones

Siguiendo este sistema de unidades y como forma de ejemplo, una tabla de 30cm (12 pulgadas) de ancho por 19mm (3/4 pulgada) de grueso y 2.4m (8 pies) de largo contiene 8 pies cúbicos de madera y en teoría así es como se debería de vender, claro que esto no sería muy práctico para todos y es por esto no es normal que se manejen estas unidades.


Entonces es en pies cúbicos como se compra y vende la madera, pero esto no es práctico para un consumidor casual, por esta razón se simplificó al optar por el uso de otro tipo de dimensiones, estas son anchura, grosor y longitud de la pieza como se muestra en el listado siguiente.

  • 30cm x 19mm x 2.5m

  • 25cm x 19mm x 2.5m

  • 20cm x 19mm x 2.5m

  • 15cm x 19mm x 2.5m

  • 10cm x 19mm x 2.5m

La longitud del material también puede variar de entre los 2.5m hasta los 6m, la medida más común es de 2.5m que equivalen a 8 pies de largo y las variaciones son de 1 pie, por lo que se pueden encontrar longitudes de 8, 9, 10, 11, etc. pies. Cabe mencionar que las dimensiones menos usuales se utilizan con maderas exóticas ya que se busca aprovechar cada centímetro cúbico del árbol puesto que es muy caro.


El grosor del material se divide en 2 categorías y cada una tiene su propio nombre para diferenciar una de la otra, la tabla se refiere a madera que tenga 3/4 de pulgada de grueso, mientras que el tablón se refiere a aquella madera que sea de 1 1/2 de pulgada de grueso. Así, si se pide una tabla se entiende inmediatamente de que se trata de un material de 3/4 de pulgada.



Calidad

Una tabla que es de 1ra calidad es más cara que una de 2da, esto se debe a que es más difícil obtener madera de 1ra lo que significa que sería mejor valorada.


Normalmente la calidad de la madera se divide en 3 categorías: 1ra, 2da y 3ra. Aunque en algunas tiendas suelen definir subcategorías porque en ocasiones es difícil determinar la categoría a la que pertenece cada pieza.


Lo normal es que si son “defectos” mínimos se catalogue como de 1ra, pero en algunas tiendas se suelen utilizar categorías adicionales para hacer subdivisiones como las categorías Premium o Selecta, A1, A2, A3, etc. No es típico que incluyan subcategorías para las clases inferiores entre la 2da y la 3ra calidad, aunque cada vendedor es quien decide si utiliza estas subdivisiones o no. Son las tiendas grandes las que suelen tener categorías adicionales y pueden que algunas de estas categorías sean más caras de lo normal.


La presencia de supuestos “defectos” en la madera determinan su calidad y están listadas abajo:

  • Presencia de nudos, es el principal factor.

  • Veteado de la madera.

  • Torcedura.


Defectos

Como se ha mencionado en esta parte existen supuestos defectos en la madera, son defectos desde el punto de vista de compra venta porque, si ampliamos un poco nuestra percepción de la calidad, algunos de estos defectos pudieran ser la mejor virtud dependiendo del objetivo del proyecto.


Existen algunos trabajos en donde se busca mostrar cierta naturalidad, por ejemplo, si se desea fabricar un mueble en el cual se busca mostrar la máxima atención al detalle, lo normal sería seleccionar un material que a todas luces sea impecable, algo que también podría percibirse como un producto con un aspecto casi artificial puesto a que sería "perfecto", como si este se tratase de un simple plástico pintado.


Aunque suene contradictorio, algo que no tiene alguna imperfección parece más bien algo que que ser por fuerza falso y es aquí donde entran en el juego los supuestos defectos.


Existe un tipo de diseño de muebles llamados típicamente como muebles rústicos y que incluso se barnizan sin algún colorante o tinta, en resumen, se trata de utilizar madera que contenga defectos visibles para fabricar cualquier tipo de estructura o mueble.


Esto da como resultado un producto que muestra una naturalidad más visible en el mueble, pues ver imperfecciones como los nudos o grietas de la madera permite ver un aspecto más natural y realista. Entonces, si se juega bien con el balance de las imperfecciones en un proyecto puede ser el factor que determine la satisfacción de un cliente y es este último quien definirá si el proyecto cumple con sus expectativas o no.



Así pues, una vez identificadas las dimensiones disponibles de las piezas de madera se pueden redimensionar los proyectos para aprovechar el material al máximo ya sea que se tenga que reducir o ampliar alguna que otra medida, o en el mejor de los casos que se disponga de material de sobra para realizar algún detalle extra. Además, la calidad de la madera determina solo el costo de esta y no juega un papel definitivo en el diseño de un proyecto. Entonces, es mejor priorizar el diseño que se desea obtener antes de seleccionar el material y esto en combinación con las dimensiones determinará el costo del proyecto, claro, sin contar el material de barniz, el cual es un tema para otro post.

30 views0 comments